Verne

Hace muchos veranos, mi padre regal√≥ un libro de Verne a cada uno de sus hijos para que lo ley√©ramos en vacaciones. A mi me toc√≥ La Vuelta al Mundo en 80 d√≠as. Era el primer libro al que me enfrentaba sola y me preocupaba que fuese taca√Īo en ilustraciones1. Lo empec√© con confianza porque no quer√≠a parecer ingrata, pero la playa, las bicis y los paseos en la gamela del abuelo por la r√≠a2 hicieron que Fogg se quedase en alguna parte entre Calcuta y Hong Kong. A punto estuvo el pobre de no llegar al Reform Club y perder todos sus banknotes3; se salv√≥ porque mi padre, al detectar que no avanzaba en las etapas del viaje, en lugar de obligarme a terminar el libro, sabiamente me pregunt√≥ ¬Ņpor qu√© no lo intentas acabar?.

Alphonse de Neuville

Acepté el desafío y así fue como con la aventura de Fogg se resolvieron otras misiones4: vencer mi pereza lectora y darme cuenta de que leer el libro siempre suele ser mejor que algunas adaptaciones teatrales5, cinematográficas6 e incluso que las versiones animadas acostumbradas a tomarse licencias como presentar personajes zoomorfos al estilo Blacksad. Muchos veranos después comprendí que mi padre era un excelente vendedor, tenía unos objetivos específicos (mejorar nuestras habilidades lectoras durante el verano) nos conocía bien como consumidores, detectó nuestras necesidades, intereses y posibles objeciones, hizo seguimiento y, por supuesto, no forzó el cierre. Utilizó la pregunta adecuada para que tomara la decisión de subir en elefante, comprar billetes de ferrocarril y de steamers rumbo a la aventura porque Víctor y Verne alimentaron mis ganas de estudiar, de viajar y de conocer lugares.

USM Steam Ship Baltic Locomotora

Y es que Julio Verne alcanz√≥ √©xito en ventas gracias a muchos padres, convirti√©ndose en el autor con m√°s difusi√≥n de la historia en gran medida por la visi√≥n de su editor Hetzel: juntos fueron pioneros de los best-sellers. La t√°ctica empresarial funcionaba en cadena: en primer lugar, impresi√≥n por entregas en una revista7 (el mercado ya estaba acostumbrado al formato del follet√≠n) y, una vez terminado el relato, se publicaba como novela y finalmente en las fechas cercanas a la Navidad se ofrec√≠a el libro ilustrado para regalar. La gran visi√≥n comercial de Hetzel les hizo ganar mucho dinero a ambos8. Conoc√≠a el p√ļblico objetivo (juventud con ideales rom√°nticos a la que se quer√≠a formar en valores de solidaridad, justicia, libertad al retratar el comportamiento √©tico y moral de los protagonistas9), el nicho de mercado (se consum√≠a informaci√≥n sobre los avances cient√≠ficos, los descubrimientos geogr√°ficos y las aventuras) y las fortalezas de su amigo Verne (era un enamorado de la geograf√≠a, apasionado lector de revistas cient√≠ficas, interesado en los avances del conocimiento, did√°ctico, met√≥dico en su documentaci√≥n10, por lo que enfoc√≥ en la suma de esos puntos todo el negocio.

Verne atribuyó la inspiración de la novela La vuelta al Mundo en 80 días a la lectura de una propaganda turística en un periódico sobre un viaje organizado por Thomas Cook para nueve personas que dieron la vuelta al mundo en 222 días en 1872.

Julio Verne Nellie Bly Mark Twain

El √©xito de la novela fue tan grande que el mundo period√≠stico quiso hacer negocio a partir del argumento de Verne, y as√≠ Nellie Bly11 estableci√≥ un nuevo r√©cord dando ella sola la vuelta al mundo en 72 d√≠as, 6 horas, 11 minutos y 14 segundos, sin m√°s equipaje que una maleta. Otros se dedicaron a continuar la secuela: las ir√≥nicas cr√≥nicas de la Gu√≠a para viajeros intr√©pidos de Mark Twain entusiasmaron al p√ļblico12.Twain escribi√≥ un curioso relato contra Verne, un poco molesto porque Verne se le adelantara con la publicaci√≥n de La Vuelta al mundo13, una p√©sima estrategia comercial.

Un dos de diciembre, tal d√≠a como hoy, todav√≠a abordo del paquebote General Grant y pr√≥ximo a llegar a San Francisco, Phileas Fogg sigue entreteniendo a sus lectores mientras avanza por el mapa de las colonias brit√°nicas, para conseguir dos cosas que ning√ļn banknote puede comprar: enamorar a su acompa√Īante Aouda y ganar un d√≠a de tiempo14.

  1. Lo habitual en las ediciones francesas era que fueran acompa√Īadas con un mapa y bellas ilustraciones que revisaba meticulosamente llegando a rechazar alguna o a sugerir cambiarlas para que se correspondieran con la imagen que exactamente quer√≠a que viese el lector. Algunos de sus colaboradores fueron: Edouard Riou su primer y m√°s reconocido de los ilustrador, evocador del estilo de Gustave Dor√© de quien fue su disc√≠pulo, George Roux, en un estilo similar al anterior es el segundo dibujante m√°s prol√≠fico, Alphonse de Neuville era alumno de Eug√®ne Delacroix y Le√≥n Benett con gran producci√≥n probablemente porque era amigo personal de Verne y de Hetzel.

  2. Los cuadernos de viaje revelan dos estancias largas y provechosas de Verne en Vigo

  3. El papel moneda lo introdujeron en Europa exploradores como Marco Polo en el siglo XIII.

  4. Los personajes vernianos comparten influencias con los mitos hom√©ricos y art√ļricos, aunque no son aventureros, suelen ser cient√≠ficos encargados de una misi√≥n y que al cumplirlas viven aventuras. El cometido de Phileas Fogg era, adem√°s de no perder su fortuna, demostrar que la tierra estaba menguando por la velocidad de los medios de transporte y esta comprobaci√≥n emp√≠rica le llev√≥ a conocer mundo, a ocuparse de salvaguardar su honor y a luchar contra las inclemencias del tiempo, naufragios, descarrilamientos‚Ķ

  5. Tras la publicaci√≥n de la novela entera, Verne en colaboraci√≥n con D¬īEnnery adaptan al teatro la Vuelta al Mundo convirti√©ndose en un √©xito que perdurar√≠a casi 50 a√Īos en cartel- la pasi√≥n teatral es lo que verdaderamente le da royalties. Orson Wells prepar√≥ una adaptaci√≥n musical de La vuelta al Mundo en 80 d√≠as - su libro favorito- pero fue un aut√©ntico fracaso, el dispendio tan grande que tuvo que hacer la Dama de Shangai gratis.

  6. Con un gran reparto (David Niven, Cantinflas, Shirley MacLaine‚Ķ) y muchos cameos (la Dietrich, Frank Sinatra‚Ķ ¬°incluso el padre de Miguel Bos√©!) la pel√≠cula fue un √©xito comercial y de cr√≠tica (obtuvo 5 oscars, que incluyen mejor pel√≠cula y gui√≥n adaptado). La versi√≥n cinematogr√°fica obtuvo 25 millones de banknotes frente a los 6 de presupuesto porque las im√°genes tienen mucho de souvenirs o postales en un momento en el que el turismo se convirti√≥ en un fen√≥meno popular y adem√°s el director hizo la promoci√≥n acompa√Īado de su pareja (Elizabeth Taylor) en 80 pa√≠ses, as√≠ que m√°s que una promoci√≥n evocaba la luna de miel que Phileas <3 Aouda se merec√≠an despu√©s de ganar su apuesta.

  7. Con la vuelta al mundo en 80 días llegó su gran éxito. No sólo aumenta las ventas en Le Temps, el diario en que se publica por entregas, si no que el viaje ficticio se convierte en un trend topic de la época y llegan a apostar por el destino de Phileas Fogg.

  8. Los verninianos criticaron siempre la explotación desmedida del empresario frente al autor- supuestos contratos leoninos-, sin embargo tras la publicación de Miguel Strogoff Verne dice que obtiene una justa ganancia de sus novelas, y como buen hijo de su tiempo y del capitalismo, aclara en una entrevista de 1894 No tengo queja alguna. Tanto mejor si mi editor ha ganado dinero también.

  9. Los protagonistas son portadores de las virtudes necesarias para alcanzar la victoria (inocencia, audacia, generosidad, perseverancia) ante los traidores, ego√≠stas y cobardes no triunfan nunca. Phileas es flem√°tico, solitario, perfeccionista, calculador y met√≥dico, su compa√Īero Passepartout es leal, valiente y generoso que le da un punto c√≥mico gracioso sin llegar a ser comedia. En esta obra no hay crossover pero es un gui√Īo innovador que a sus lectores les encanta.

  10. La Nueva Geograf√≠a Universal de Reclus fue su fuente principal de informaci√≥n (estaba suscrito a m√°s de 20 peri√≥dicos). Su geograf√≠a era geopoes√≠a: viajera, descriptiva de tipos y ambientes, tan evocadora que deleitaba instruyendo. Se esforzaba por ense√Īar el mundo conocido y fantasear con la emoci√≥n del desconocido (se dice que los primeros mapas de Indiana Jones estaban inspirados en los de Julio Verne y que se documentaba tan bien que prestigiosos Paleont√≥logos le felicitaron por su descripci√≥n de los dinosaurios).Transmit√≠a un optimismo tecnol√≥gico y con su capacidad pedag√≥gica deleitaba instruyendo con un lenguaje, y con sentido del humor, adaptado a sus lectores. La vuelta al mundo en 80 d√≠as dio forma literaria a tres avances que revolucionaron los medios de transporte de la √©poca: la finalizaci√≥n de la primera l√≠nea ferroviaria transcontinental en Estados Unidos, la mejora de la red de trenes de la India y la inauguraci√≥n del Canal de Suez. Esta capacidad divulgativa fue la que adapt√≥ la Revista National Geographic para obtener fondos para financiar expediciones.

  11. Nellie Bly tambi√©n fue pionera del periodismo de investigaci√≥n. Una valiente reportera que se intern√≥ en una instituci√≥n mental para denunciar la forma en que se atend√≠an a los enfermos en EEUU. Pero no fue la √ļnica periodista aventurera: Elizabeth Bisand circunnaveg√≥ el mundo en direcci√≥n opuesta para mantener la intriga.

  12. Mr. Fogg utiliz√≥ la Biblia de las gu√≠as de viaje ‚ÄĒalgo parecido como llevar ahora una gu√≠a Lonely Planet‚ÄĒ preparada por el cart√≥grafo y publicista George Bradshaw, parece ser que en Transilvania ten√≠a utilidad para el Conde Dr√°cula (o la hojeaba por la belleza del ejemplar encuadernado en rojo y dorado). Si quer√©is saber algo m√°s sobre viajes ferroviarios os dejo este enlace.

  13. Jean Cocteau,Vicente Blasco Ib√°√Īez y Julio Cort√°zar entre otros tambi√©n realizaron un homenaje a esta obra de Verne.

  14. Y para los que os quede tiempo, os dejo un enlace a risas garantizadas sin necesidad de reembolso con Todopoderosos Verne a costa de Verne, dónde le llaman Primer pagafantas, y comentan una carta para su madre sobre la diarrea

Gabardina Mackintosh

Mackintosh

No exactamente igual que la que Phileas decidi√≥ llevar en su viaje, pero a√ļn as√≠ un cl√°sico.

Regalar