El arte de encajar puzzles y de romper el molde

Me alegro de que no existiesen confinamientos el a√Īo que mi hermano present√≥ su proyecto fin de carrera y de haberme trasladado interprovincialmente para asistir a la lectura y explicaciones sobre su estudio en ingenier√≠a de Moldes. El proceso previo a la presentaci√≥n de las tesis es un infierno, hay que encajar mas piezas que en una partida de ajedrez intentando que el resultado sea novedoso y ese d√≠a hay que intentar poner cara de concentraci√≥n y evitar los gestos de risa, estr√©s, miedo, desesperaci√≥n, apat√≠a‚Ķ algo as√≠ como los bustos de muecas que Franz Xaver Messerschmidt1 esculpi√≥ en su confinamiento voluntario, que fueron incomprendidos en su √©poca neocl√°sica, redescubiertos como precedente del expresionismo, y aunque ahora gozan de fama universal, sobre todo en Pinterest, todav√≠a se discute si estas autorrepresentaciones exageradas fueron una genialidad, una terapia para mitigar su dolor o fruto de las populares teor√≠as fisiogn√≥micas que afirman poder averiguar el car√°cter de una persona analizando su apariencia.

Franz Xaver Messerschmidt Franz Xaver Messerschmidt

Casi un siglo después de que el escultor alemán con estos bronces, rompiese el molde de los sentimientos usando su cara como espejo del alma, cuando estalla la Guerra franco-prusiana en 1870 y Rodin se libra de ir a filas por su miopía, el arqueólogo encargado de las excavaciones de Pompeya, con un método tan original como macabro, utilizó los cadáveres calcinados descubiertos como moldes para calcar en yeso de París las réplicas del dolor y la contorsión con la que agonizaron los habitantes de la ciudad por la erupción infernal del Vesubio 2.

Orto dei fuggiaschi Yeso de París, Giuseppe Fiorelli

El taller de Par√≠s del miope Rodin era un laboratorio de creaci√≥n repleto de piezas yeso del cuerpo humano3 que aparentemente carec√≠an de significado visual y que, cuando √©l las ensamblaba, encajaban como un puzzle que cobraba vida. Tiene sentido que trabajase con tama√Īos a mayor y menor escala del natural ya que, con su primera escultura La edad de Bronce4, que alud√≠a a la derrota de Francia frente a Prusia, como parec√≠a estar viva y fue del agrado inmediato del p√ļblico, los cr√≠ticos se lo hicieron pasar fatal reproch√°ndole haberla calcado del natural. Esta acusaci√≥n de plagio era tan deshonrosa que se vio obligado a buscar defensores y a aportar la foto de su modelo, bastante idealizado en su escultura, para poner fin a la difamaci√≥n de haber modelado sobre su cuerpo. Tras este disgusto Augusto Rodin (como si hubiese le√≠do el proyecto fin de carrera) dej√≥ de ser un artesano y se convirti√≥ para todos en un escultor titulado5 digno de esculpir las Puertas del infierno.

Rodin, La Edad de Bronce Rodin, La Edad de Bronce

Pero la verdadera tesis de Rodin fue dar rostro al sufrimiento, a la apat√≠a, a la sensualidad, al pesimismo y a la desesperaci√≥n de los condenados al averno en sus puertas decorativas con las visiones infernales de Dante y los fantasmas de Baudelaire, una especie de arca de No√© de toda su obra que, una vez ensamblada, recordaban a la desesperaci√≥n delos cad√°veres retorcidos encontrados en Pompeya6. Rodin pudo haber pensado que su t√©cnica de ensamblaje yuxtaposici√≥n de piezas era novedoso, sin apenas sospechar que, dos mil a√Īos antes de que √©l moldeara sin molde a su soldado herido y encajara todo su repertorio escult√≥rico en unas puertas, unos artesanos chinos elaboraron m√°s de ocho mil estatuas de guerreros, funcionarios y acr√≥batas de terracota7 por partes que despu√©s encajaban con distintas posturas, dise√Īando y policromando de modo individualizado sus rostros llenos de vida para proteger el mausoleo del emperador todav√≠a oculto entre mares y r√≠os de mercurio8.

Rodin, Puertas del infierno

Este progreso tecnol√≥gico de producci√≥n industrial supon√≠a adem√°s un medio de salvar vidas porque, gracias a estas esculturas9, se sustituy√≥ la macabra costumbre de sacrificar a los familiares y criados del emperador que sol√≠an ser enterrados vivos en su mausoleo por una nueva tradici√≥n m√°s pacifista de acompa√Īarle con im√°genes de soldados de terracota.

Con los avances en las excavaciones de Xian10, en el extremo oriental de la Ruta de la Seda, se est√° confirmando la hip√≥tesis de que existieron relaciones entre China y occidente anteriores a los viajes de Marco Polo no s√≥lo por el tama√Īo a escala real (las esculturas funerarias orientales no sol√≠an medir m√°s de veinte cent√≠metros11), ni porque sus rasgos se asemejen a la pl√°stica arcaica griega, sino porque, entre los restos de las personas que trabajaron en el mausoleo, se ha descubierto ADN europeo.

Hoy, confinada provincialmente, con esta selecci√≥n esculturas relacionadas con los moldes s√≥lo quer√≠a homenajear el antiguo proceso de modelado a la cera perdida y, de paso, agradecerle a mi hermano mayor: sus explicaciones cient√≠ficas de los procesos t√©cnicos de realizaci√≥n de troqueles; que fuera capaz de convencer a nuestro padre para visitar It√°lica (mi primera villa Romana sin volcanes, ni cad√°veres en las inmediaciones); que me regalara el p√≥ster del pensador (Dante) de Rodin que me acompa√Ī√≥ en todas mis habitaciones de mis pisos de estudiante y que nos dejara jugar con sus piezas de ajedrez chino sin poner nunca una mueca de Messerschmidt.ūüíô

  1. Formado con su t√≠o como escultor trabaj√≥ para la madre de Mar√≠a Antonieta, la emperatriz Maria Teresa de Austria, en 1770, al final de su carrera desarroll√≥ una colecci√≥n de 69 bustos con 64 expresiones faciales que nunca titul√≥. Una vez fallecido para una exposici√≥n en un hospital de Viena, a las esculturas les pusieron t√≠tulos descriptivos buscando la comicidad y a√ļn siguen us√°ndose. Las esculturas se diseminaron en una subasta y s√≥lo se conservan 54.¬†

  2. La erupci√≥n del volc√°n no s√≥lo sepulto los 20.000 habitantes de Pompeya, tambi√©n arras√≥ la ciudad balnearia de Oplontis; la costera de Boscoreale y la ciudad de Herculano donde las v√≠ctimas fallecieron por flujo piropl√°stico. Plinio el Joven describe esta angustia profundamente afectado por la muerte de su t√≠o Plinio el Viejo. Los turistas del s XIX visitaban Pompeya como un descubrimiento arqueol√≥gico f√ļnebre que planteaba la reflexi√≥n sobre la tragedia y la fragilidad de la vida y parad√≥jicamente resucitaba la vida del mundo antiguo.¬†

  3. Rodin había estudiado anatomía en el museo de historia natural porque, tras tres intentos, no consiguió entrar en la escuela de Bellas Artes. Allí conoció a un escayolista que le formó en el modelado de los cuerpos y adquirió el habito de crear sus figuras desnudas para después vestirlas. 

  4. En realidad se considera su primera escultura el hombre de la nariz rota, rechazada por sus cicatrices y arrugas por la Academia del Arte finalmente fue aceptada cuando se hizo pasar por una escultura antigua . Recientemente fue robada una de sus reproducciones. 

  5. Justo despu√©s de este esc√°ndalo con final feliz, le encargaron por 8000 francos una puerta para el Mus√©e des Arts D√©coratifs sobre la Divina Comedia y decidi√≥ hacer muchas figuras peque√Īas para que no se le volviese a acusar de modelar del natural. Aqu√≠ m√°s sobre las puertas.¬†

  6. Esta comparación de la escultura de Rodin con los muertos de Pompeya es del escultor cubista Alexander Archipenko (1887-1964) que, como buen vanguardista, odiaba la obra de Rodin. 

  7. Terracota, ¬ętierra cocida¬Ľ, designa el proceso alfarero de endurecer al horno la arcilla modelada. Cerca del yacimiento se encontraron 21 hornos estatales en los que entraban 400 guerreros. Los artesanos hac√≠an las partes del cuerpo separadas y grababan su nombre en cada pieza lo que permite diferenciar las distintas producciones art√≠sticas.¬†

  8. El ejercito de terracota se descubri√≥ en 1974, cincuenta y siete a√Īos despu√©s del fallecimiento de Rodin. Su funci√≥n era proteger, asesorar y entretener a Qin Shi Huang, el primer emperador de China en la otra vida. En la zona se ha descubierto que hay altas concentraciones de mercurio en las parcelas todav√≠a sin excavar, esto podr√≠a confirmar que se trata de la tumba descrita por el historiador Sima Quian(https://es.wikipedia.org/wiki/Sima_Qian).¬†

  9. La denominaci√≥n egipcia de escultor es el que mantiene vivo. Hace un par de a√Īos encontraron una tumba privada egipcia de un sacerdote llamado Wahtye que conserva la policrom√≠a y sus estatuas dos mil a√Īos m√°s antigua que los guerreros de Xian.¬†

  10. Desde el siglo IV a. C., o incluso con anterioridad, se intercambiaban entre oriente y occidente seda por, caballos, oro, marfil o piedras preciosas (incluso se ha encontrado en una momia egipcia, del a√Īo 1070 a. C., objetos de seda procedentes de China).¬†

  11. Figuras funerarias posteriores de la dinastía Tang reproducían escultura cerámica de personas y animales de menos de 120 cm que eran moldeadas en distintas piezas y con la cabeza realizada de modo separado. 

Figuras de personas para maqueta ferroviaria

Bestzy

Este set de figuras para una maqueta de ferrocaril es el regalo perfecto si conoces a alguien como Sheldon Cooper, físico teórico en el Instituto de Tecnología de California.

Regalar