G√°rgolas y fuentes

Me imagino los remordimientos y el miedo que pasaron un d√≠a quince como hoy hace un a√Īo y ocho meses, en la galer√≠a de las Quimeras, las cincuenta y cuatro figuras h√≠bridas, de animales, grifos, arp√≠as y demonios creadas por Viollet-le-Duc y Lassus, inspiradas en las ilustraciones1 de la novela que escribi√≥ V√≠ctor Hugo en defensa de la catedral, cuando se incendi√≥ el tejado de Notre Dame. Las Quimeras2 como buenas guardianas, acostumbradas a mantener el mal fuera de la Iglesia3 con su sola presencia, desear√≠an haber sido unas verdaderas G√°rgolas4 para poder arrojar agua por su boca en lugar de ser unas impostoras que expulsan chorros de fuego agravando la tragedia.

Le Stryge, aguafuerte de Charles Pinet

La Quimera m√°s famosa es Estirga, apodada Burlona5 por su actitud dada√≠sta sacando la lengua como rechazo a las autoridades, no hab√≠a nacido la m√≠tica noche que cobraron vida las las G√°rgolas, quienes, enfurecidas por la muerte injusta de Juana de Arco, abandonaron la catedral y sobrevolaron Par√≠s para aniquilar a los que hab√≠an mandado a la hoguera a una inocente. Estirga, que pronto cumplir√° doscientos a√Īos, se cree eterna porque se salv√≥ de una cat√°strofe que podr√≠a haber sido mucho peor que el incendio del a√Īo pasado, de la que se libr√≥ gracias a una desobediencia directa a la orden de Hitller de dinamitar Paris.6 y no, como ella supone, por el derecho de acogerse a sagrado7 que se le otorga al que est√° dentro del recinto eclesial.

Fuente Duchamp, 1917 Crown Fountain, Jaume Plensa, 2004

En la Gran Guerra Europea, el artista Marcel Duchamp8 hab√≠a adoptado la postura de la Quimera Burlona mostrando una indiferencia absoluta cuando utiliz√≥ como esculturas objetos ya existentes para resignificarlos objetando as√≠ toda la historia del arte. Con esta actitud huy√≥ del hogar del Jorobado, bastante √≠dem, a Nueva York al ser considerado antipatri√≥tico por no estar abriendo fuego en las trincheras. En Nueva York, justo el a√Īo en que la contienda se convierte en mundial, el muy osado, presenta la obra de arte que cambia el rumbo de la historia: La fuente9 ‚ÄĒun objeto colocado sobre un pedestal, firmado y fechado, con la funci√≥n de dirigir l√≠quidos no deseados para expulsarlos como hace una g√°rgola y con la pose de burla altiva de la Quimera Estirga‚ÄĒ que conocemos como el urinario de Duchamp consigui√≥ dinamitar los convencionalismos del arte, rompi√≥ la preponderancia de la escultura sobre la pintura y lo transform√≥ de escultor a fil√≥sofo.

Gracias a la fuente Duchamp, precursor del arte conceptual, podemos entender que obras como la divertida Fuente Crown de Jaume Plensa10, formada por dos grandes surtidores con forma de torres en las que se proyectan caras cambiantes, se haya convertido en un punto de encuentro en Chicago ,como Notre Dame lo es en París, y que se entienda esta escultura como una gran gárgola que une los sentimientos ancestrales con las tecnologías más modernas.

  1. Luc Olivier Merson, adem√°s de pintor y de ilustrar en 1831 ‚ÄúNuestra Se√Īora de Par√≠s‚ÄĚ de V√≠ctor Hugo, recibi√≥ el encargo de dise√Īar sellos y billetes por el Banco de Francia.¬†

  2. Las quimeras son esculturas ornamentales, carecen de la funci√≥n de fontaner√≠a y capacidad de desag√ľe. Quimera era un ser h√≠brido, descrita normalmente con cabeza de le√≥n, cola de drag√≥n, cuerpo de cabra y vomitaba llamas. Era hija de Tif√≥n y la monstrua Equidna.¬†

  3. Al estar en el exterior de los templos, eran un recordatorio de que el demonio debía permanecer fuera de la iglesia y la salvación estaba dentro. Las figuras de mujeres desnudas que muestran una vulva exagerada, conocidas como Sheela na Gig son un aviso curioso a los fieles contra los pecados de la carne. 

  4. Las gárgolas tienen como misión evacuar el agua de los tejados, externamente pueden tener cualquier forma pero su interior siempre es hueco y largo. Su nombre proviene del ruido en la garganta al hacer gárgaras. 

  5. Es la √ļnica estatua de la galer√≠a con nombre y con una postura de burla hacia Carlomagno y a la Sorbona. Viollet-le-duc no sigui√≥ una carrera formal, se form√≥ con viajes y en estudios de arquitectos, de ah√≠ la actitud de su escultura. La t√©cnica de restauraci√≥n de Viollet-le-duc fue muy criticada porque borraba elementos que no correspond√≠an a la √©poca de la construcci√≥n perdiendo la estratificaci√≥n hist√≥rica del edificio.¬†

  6. Hitler ordenó destruir París a su Comandante General en 1944 y Choltitz desobedeció. Parece ser que en los autobuses turísticos de la ciudad mencionan su nombre a modo de homenaje por salvar los monumentos. 

  7. El derecho de acogerse a sagrado, derivado de la antigua costumbre de la hospitalidad, se ejercitaba haciendo sonar una aldaba, que normalmente tenía figuras de quimeras o grifos, y que le otorgaba al que la solicitaba la protección de estar dentro del recinto eclesial. 

  8. Duchamp con su obra Rueda de bicicleta, además de crear su primer ready made, inventa la primera escultura en movimiento. Theo Jansen superó con creces este arte 

  9. Lo hace con la firma falsa: ¬ęR. Mutt 1917¬Ľ en la primera exposici√≥n de la Sociedad de Artistas Independientes de Nueva York que ten√≠a el compromiso de exponer cualquier obra que se presentase. Aqu√≠ un art√≠culo que pone en duda que se le ocurriera a Duchamp la idea.¬†

  10. En esta entrevista a Jaume Plensa sobre la belleza, entre otros pensamientos, pone de relieve la importancia de la obra ‚ÄúAire de Paris‚ÄĚ de Duchamp para entender su escultura(https://elcultural.com/La-belleza-segun-Jaume-Plensa).¬†

Maqueta de Notre Dame

CubicFun

Doscientas noventa y tres piezas para sentirte √ļtil restaurando el icono de las catedrales g√≥ticas tras el incendio.

Regalar