El censo de Belén

Para hoy, día de jornada electoral, he elegido un tema poco tratado titulado El censo de Belén o El pago de los diezmos realizado por el padre de una importante dinastía de pintores, Pieter Bruegel el Viejo. Esta bonita estampa invernal es la actualización de un episodio que cuenta el evangelio de San Lucas en el que la Sagrada Familia viaja a Belén —un trayecto de 140 km que les debió de llevar de tres a cinco días— para cumplir un edicto de César Augusto que exigía el empadronamiento en la ciudad de descendencia de la estirpe.1

Bruegel interpreta este pasaje bíblico cambiando el paisaje y el clima de Belén por una nevada Breda2; rebaja la importancia de la historia sagrada al convertir a los protagonistas en personajes que pasan inadvertidos dentro de la escena; e introduce en este espacio dulce e idealizado de villancico navideño su crítica política sobre los abusos3 imperiales en los Países Bajos.

El maravilloso Paisaje nevado con patinadores y trampa para pájaros del Museo del Prado que veis sobre estas líneas es una copia del original pintado por Pieter Bruegel el Viejo hecha por su hijo, Pieter Brueghel el Joven. Esta escena típicamente invernal con patinadores sobre los canales helados ha sido interpretada como una alegoría sobre la fragilidad de la vida humana. Varios pintores posteriores también utilizaron la afición al patinaje para realizar magníficos retratos —algunos políticos— a sus contemporáneos.

Por ejemplo, Sir Henry Raeburn retrató a un reverendo muy elegante en The Skating Minister; Gilbert Stuart, el más destacado retratista estadounidense, también retrató patinando a uno de sus amigos. Este pintor merece una atención especial hoy, día de elecciones, pues inmortalizó a los seis primeros presidentes de los Estados Unidos y su pintura de George Washington es probablemente una de las imágenes más conocidas del mundo al ser usada en los billetes de dólar.4

Es curioso: empezamos hablando de política… y acabamos hablando de dinero, como casi siempre.

  1. Para los que os divierta el juego de revisar dos cuadros prácticamente iguales os dejo este enlace en el que Eduardo Iglesias Brikles compara el cuadro pintado por el padre Bruegel el Viejo y el de su mejor copista e imitador su hijo Brueghel el Joven.

  2. A los que queráis saber algo más, os recomiendo este artículo de Sandra Accatino en el que explica la alegoría de los censos (de bienes) y el Juicio (de las almas).

  3. Bruegel sigue con la crítica política en su siguiente cuadro La matanza de los inocentes, en dónde las lanzas sostenidas verticalmente representan a los españoles; dentro de este grupo destaca el Duque de Alba al que representa como Herodes por la crueldad con que identificaba a ambos personajes.

  4. Washington aparece en el retrato con la mandíbula apretada porque tenía importantes problemas dentales, que hacían que tuviera que usar prótesis ¿de madera?. Todo esto complicaba mucho el trabajo de Hércules, el cocinero de George Washington, que también fue pintado por Gilbert Stuart y que podemos ver en el Museo Thyssen-Bornemisza.

Zapatillas Free 3.0 Flyknit

Nike Running

Si quieres iniciar una carrera polĂ­tica con todas las garantĂ­as, es indispensable disponer de unas buenas zapatillas que te permitan una huida veloz.

Regalar