Barbie debe vivir

Barbie es esa muñeca que quise tener desde que me enteré de su existencia pero que nunca me atreví a pedir. Supongo que me avergoncé de que me gustara —cuando llegó a España1 los comentarios sobre la muñeca más vendida en mundo2 no eran especialmente positivos, siempre estuvo la pobre rodeada de controversia3 y críticas 4— y me imaginaba padeciendo burlas de otros niños. Además, ¿cómo iba a pedir la muñeca de moda si mi hermana menor ya no jugaba con ellas?

Patente de Barbie

Esta frustración se ha convertido en mi vergüenza con los años; lo que me pesa no es el haber querido una barbie, sino mi cobardía de no reconocerme como admiradora suya5. Puede ser que Barbie esté molesta conmigo por rechazar su amistad por miedo al qué dirán, pero a mi me parece una chica amable y estilosa, de trato cordial, que pese a haber sido ridiculizada e insultada, no se ha sentido triste ni herida gracias al apoyo de su familia Mattel, que ha estado ahí siempre apoyándola y ofreciéndole cariño; y que, además, todo hay que decirlo, ha gestionado de fábula su gran patrimonio.

Barbie Mad Men

La verdad es que casi todos recordamos algún muñeco o juguete que no tuvimos y que ha adquirido más relevancia precisamente por su ausencia. ¿Cuál fue el tuyo?

bild lilly doll

  1. Llegó a España en 1978; Óscar de la Renta fue el primer modisto en diseñar un vestido para Barbie en 1985. Ahora la colección Barbie es inmensa; me estoy pensando si saldar mi deuda con Barbie y pedir este año esta edición.

  2. Cada segundo se venden tres muñecas barbie. Awesome!

  3. Barbie es la transformación de una muñeca alemana llamada Bild Lilli, una secretaria de espíritu libre y muchas curvas que procedía de una tira cómica del periódico sensacionalista alemán Bild y que parece ser que tuvo cierto éxito entre un público de «personas con costumbres sexuales atípicas».

  4. Barbie ha sido criticada por su perfección estereotipada, su supuesta superficialidad o por los materiales usados en su producción; acusada de padecer anorexia y de tener un cuerpo imposible (crítica no extendida, menos mal, a los buenos de Epi y Blas); parodiada hasta la saciedad; se han mofado de sus amistades más queridas, como Ken o Becky y su inseparable silla de ruedas; los Intronautas la condenaron a muerte; han sembrado dudas sobre su estado mental como Mariel Clayton con sus Barbies psicópatas; y ha sido usada, en fin, por todo tipo de artistas como objeto de sus reflexiones más simplonas, como los argentinos Pool y Marianela con sus Barbies religiosas.

  5. Así como Barbie rinde homenaje disfrazándose de personas que admira, como de Carlos Lagerfeld, me apunto esta idea para un posible disfraz.