Coronaciones, pintores y ópera

Una ligera niebla se disip√≥ y el sol ilumin√≥ Notre Dame el dos de diciembre de 1804. Hac√≠a fr√≠o, la catedral se hab√≠a engalanado tras los da√Īos y el pillaje sufridos durante la Revoluci√≥n, as√≠ que, despu√©s de a√Īos de deterioro y precariedad, Napole√≥n decidi√≥ utilizar las instalaciones de Nuestra Se√Īora como s√≠mbolo de la concordia y escenificar la regeneraci√≥n de Francia celebrando all√≠ su consagraci√≥n y coronaci√≥n como emperador.

Se demolieron las casas pobres cercanas a la catedral y se pavimentaron las calles por d√≥nde pasar√≠a el cortejo, que fue un digno homenaje al majestuoso entierro de Alejandro Magno; se invitaron a personalidades extranjeras1; se hizo venir al Papa Pio VII (que esper√≥ una hora a la llegada de Napole√≥n) para santificar el acontecimiento y como broche final David pint√≥ la obra de propaganda perfecta de ese d√≠a ‚ÄĒactuando como falso notario aplic√≥ photoshop2 e ilumin√≥ sutilmente con una luz diagonal que entraba desde la parte superior derecha‚ÄĒ, un gran cuadro que parece representar m√°s un templo romano3 por el que se puede pasear4, que una iglesia. Cuarenta y ocho a√Īos despu√©s, en el aniversario de la coronaci√≥n de Napole√≥n, se proclamaba emperador Napole√≥n III, su sobrino, dando inicio al Segundo Imperio Franc√©s.

Y tan s√≥lo cincuenta y cinco a√Īos despu√©s, otro dos de diciembre, nac√≠a Seurat5, un pintor parisino muy distante del neocl√°sico David. Fue el padre del puntillismo y su fama se relaciona con un gran cuadro que representa una escena a s√≥lo siete kil√≥metros en l√≠nea recta de la catedral de Notre Dame y que si intentas pasear por √©l te das cuenta de que la conexi√≥n de los puntos tiene sentido.

Y para terminar, el dos de diciembre de 1923 nacía la soprano más carismática de la historia, María Callas y, aunque también tuvo también problemitas con su madre como Napoleón, lo que conecta los puntos con él es que se dice que la mejor grabación de la historia de la ópera es su versión de Tosca, que transcurre cuando Napoleón vence a los austríacos en la batalla de Marengo6.

  1. Parece ser que Simón Bolivar asistió a la ceremonia y que le impresionaron los tapices, las banderas y el poco respeto a la Iglesia. 

  2. Rejuveneciendo a Josefina veinte a√Īos e incluyendo a Letizia, la madre del emperador, en un palco y en una situaci√≥n superior a la del papa, para evitar los chismes de que no acudi√≥ porque no soportaba a su nuera. Pint√≥ a un cardenal indispuesto que tampoco asisti√≥ a la autocoronaci√≥n. Coloc√≥ en el centro de la composici√≥n al emperador sosteniendo la corona de Carlomagno. Adem√°s David se autorretrat√≥ en una tribuna por encima de la madre del emperador y dej√≥ fuera de cuadro a personajes que le ca√≠an mal.¬†

  3. La corona de laurel era el atuendo favorito de Julio C√©sar (sufri√≥ de un ataque de epilepsia en dos ocasiones mientras despachaba asuntos p√ļblicos, l√°stima que no se pudiera encomendar a la Santa de hoy) y llev√°ndola mostraba la obsesi√≥n de establecer un v√≠nculo directo con los emperadores. √Čsta era muy pesada y cuando Napole√≥n se quej√≥ al orfebre, √©ste le respondi√≥: ¬ęes el peso de sus victorias¬Ľ y retir√≥ antes de la ceremonia seis. Cuando Luis XVIII recuper√≥ el trono, la corona se fundi√≥ en un lingote de oro en la casa de la Moneda de Par√≠s. S√≥lo se conservan dos de esas seis hojas: una en la familia del joyero y otra que se desprendi√≥ de la corona definitiva, ya consagrada por el papa, cuando Napole√≥n pos√≥ para un retrato y que le regal√≥ al pintor como recuerdo a su torpeza.¬†

  4. Dimensiones: 9,79 metros de ancho por 6,21 de alto. Fue el propio Napole√≥n el que dijo: ¬ę¬°Esto no es una pintura! ¬°Se puede caminar por dentro!¬Ľ¬†

  5. Carlos Mérida es otro grandísimo pintor que nació un dos de diciembre. Su obra se encuadra en la abstracción geométrica y viajó mucho a París para incorporar en México la visión de Kandinsky y de Klee. 

  6. Por esa batalla llamó Marengo a su caballo preferido que le llevó de victoria en victoria hasta Waterloo. Sobre la relación de otros animales con Napoleón es curiosa la censura a los traductores franceses de que el Cerdo protagonista de Rebelión en la Granja, en Francia se tenga que llamar César en lugar de Napoleón,lo entenderíamos mejor si se tratatase de un gato por la conocida ailurofobia del emperador. 

Ciudadanos. Una crónica de la Revolución francesa

Simon Schama

El historiador ingl√©s Simon Schama publica en Espa√Īa Ciudadanos, un libro estupendo de m√°s de mil p√°ginas que cuenta, con un enorme talento narrativo y atenci√≥n a los detalles, no solo la revoluci√≥n en s√≠, sino de los a√Īos previos, el clima pol√≠tico e intelectual de la Francia del ancien r√©gime y la causas que provocaron este suceso que cambi√≥ para siempre la historia.

Regalar