Adviento 2017, día 10
Hiedra y superpoderes

Si a un fan de los c√≥mics le hablas de la hiedra seguro que piensan en Poison Ivy, la bot√°nica de Batman. Los poderes de la planta y los de la supervillana son similares: sus bayas son venenosas, su capacidad de supervivencia es notable y sus hojas crecen por su cuerpo. Sin embargo, yerran en atribuirle inmunidad ante cualquier veneno. En mi opini√≥n, sus talentos son m√°s bien ar√°cnidos; sus caracter√≠sticas coinciden m√°s con los poderes de Spiderman en lo que se refiere a agilidad, flexibilidad y capacidad para aferrarse a la mayor√≠a de superficies, ya que las ventosas de sus ra√≠ces a√©reas le permiten trepar como una planta-ara√Īa en busca de luz y humedad. La hiedra segrega una sustancia pegajosa como las telas de ara√Īa, superadherente como el hormig√≥n, que le permite soportar dos millones de veces su peso.

La inteligencia y los poderes de esta trepadora no son exclusivos de la cultura pop actual; en Grecia se asociaba la hiedra con Dionisio, atribuyéndole la curación de la embriaguez si se llevaba a modo de guirnalda; en época romana se colgaba en las puertas de las tabernas como marca de que en estos establecimientos se vendían bebidas de Baco; y en las leyendas anglosajonas aparece la dama verde del castillo de Caerphilly, tomando forma de hiedra cuando alguien se acerca con el fin de ocultarse.